0 artículos
No hay ningún producto

Banderas 8 signos auspiciosos 15807

Banderas 8 signos auspiciosos 15807

Banderas 8 signos auspiciosos 15807

  • EAN: 8719172836929
  • ISBN: 66115
  • Dimensiones: 250 mm. x 210 mm.
  • Materias:
10,00 €

AGOTADO



Avisar cuando esté disponible.

Descripción

Banderas de oración tibetanas con los 8 símbolos de buen auspicio
Los símbolos budistas, los ocho signos de buen auspicio, son símbolos religiosos budistas muy significativos, que revelan nuestro progreso a lo largo del camino budista para nuestra iluminación.

Material: 100% algodón

El precioso paraguas nos salva de todos los obstáculos de nuestra vida, como enfermedades, contagios, posesión de espíritus, interferencias y demás -e incluso nos guardan de los obstáculos de la próxima vida- sufrimientos de tres reinos inferiores, de los devas, seres humanos y otros. Nos salva de ser atormentados por sufrimientos temporarios o de tiempo prolongado. Produce el surgimiento dependiente de la alegría, extensiva a una sombra refrescante de paz y felicidad.
El pez amarillo. Los peces nadan como quieren, sin miedo, en el océano. Del mismo modo, el pez amarillo es la condición del surgimiento dependiente para disfrutar libremente -tanto nosotros como los demás -y sin resistencia de una felicidad a otra, sin miedo a hundirse en el océano ni de sufrir.
El vaso del gran tesoro es la causa dependiente que atrae incesantemente todos los deseos, la fortuna de una vida gloriosa, diversión y demás, en los tres ámbitos de la existencia (el deseo, la forma y los ámbitos sin forma) y la paz (liberación del samsara).
El loto es el surgimiento dependiente que nos libera de todos las manchas y errores -lo no virtuoso del cuerpo, palabra y mente. El florecimiento de cientos de pétalos de blanca virtud trae abundancia de la esencia de la miel -la felicidad sin fin, el bien definitivo (liberación y el estado omnisciente de la mente).
La concha blanca girando en torbellinos en la dirección de las agujas del reloj es el surgimiento dependiente que anuncia la dulce melodía del Dharma profundo y extensivo que encaja los elementos, el nivel de la mente y los deseos de los seres sintientes que son los objetos a subyugar. Despierta a los seres transmigrantes del sueño ignorante del no saber y los persuade para completar trabajos para el beneficio y felicidad de sí mismos y de otros.
El nudo infinito es el surgimiento dependiente para que el Dharma y la política se apoyen mutuamente en una continua conexión. Así, en el momento del paso, el método y la sabiduría se conecten y dean unificadas una con otra; la vacuidad y el surgimiento dependiente son conectadas en una unidad sin contradicción. En el tiempo de alcanzar el estado búdico, la omnisciencia y la compasión se unifican.
El estandarte es el surgimiento dependiente para que las actividades de las tres puertas propias y de los demás no sean obstaculizadas con condiciones inarmónicas sino que sean victoriosas y, según las preciosas enseñanzas de Buda, sean victoriosas en la guerra con el lado oscuro, los tipos de maras.
La Rueda Dorada o Dharmachakra de oro, es el surgimiento dependiente de la preciosa rueda del sagrado Dharma, las escrituras y realizaciones del victorioso, para que gire incesantemente en todo el universo. Gracias a esto, todos aquellos quienes han renacido y degenerado (seres del samsara que están continuamente renaciendo y muriendo bajo el control del karma y la desilusión) se aplican a la más gloriosa virtud: la liberación total.

Tamaño cm
25x21x205
Color
Multicolor

Información adicional

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información