0 artículos
No hay ningún producto

Incienso Mtihos- Mandarina

Incienso Mtihos- Mandarina

Incienso Mtihos- Mandarina

  • EAN: 8435199306374
  • ISBN: 70070
  • Dimensiones: 0 mm. x 0 mm.
  • Materias:
2,70 €

En stock. Envío inmediato.



Descripción

Incienso Mandarina de Calabria.
La combustión de una barra de Incienso FLAIRES dura unos 60 minutos aproximadamente, y su rendimiento olfativo es de 50 - 60 m2. El aroma permanece en el aire unas 24 horas, dependiendo de las condiciones climáticas de la estancia.

El incienso está compuesto por gomorresina natural inodora, polvo de maderas nobles inodoras, médula de bambú, aceites esenciales, esencias y alcohol.

No contiene fósforo ni alcohol propílico.

¿ Por qué usamos gomorresina natural con polvo de madera y no carbón con fósforo?

Porque la gomorresina natural y el polvo de madera son orgánicos, inodoros y totalmente inocuos para la salud. Además, estos ingredientes permiten una absorción de aceites esenciales tres veces mayor que los inciensos elaborados con carbón (Charcoal), asegurando un nivel de aromatización muy sólido. La mezcla de los inciensos FLAIRES es igual a la usada para la elaboración de los inciensos japoneses de lujo, con la diferencia de que los inciensos FLAIRES incorporan una médula de bambú para que la varilla tenga mayor resistencia. En cambio, los inciensos japoneses de lujo pulverizan el bambú y lo añaden a la pasta de incienso. Esta pasta la procesan por una máquina extrusionadora haciendo fideos de incenso (parecido a una máquina para hacer espaguetis). El resultado es que la varilla de FLAIRES es más resistente con el sistema de la médula de bambú.

Los inciensos elaborados con Carbón (Charcoal) absorben poco aceite esencial y necesitan fósforo añadido para mejorar la ignición. Las esencias aromáticas de síntesis química que se utilizan para su elaboración suelen ser de baja calidad y contienen alcohol propílico. El resultado es un incienso que quema muy rápido, deja trazas de olor a carbón y fósforo quemado que suelen ser desagradables al olfato, e incluso, perjudiciales para la salud con el uso regular y constante. Además, el aroma no permanece en el tiempo porque la absorción y la calidad de la mezcla aromática es baja.

Los últimos estudios de laboratorios indican que el uso del alcohol propílico puede actuar como irritante para ojos, mucosas y vías respiratorias y, en un alto porcentaje, puede resultar, incluso, narcotizante.

"Los estudios en seres humanos y en animales han demostrado que si la piel, los ojos se exponen repetidamente y/o hay ingestión repetida, usted puede sufrir irritación."

"El glicol de propileno pueden entrar en la corriente sanguínea si usted respira aire que contiene aerosoles o vapores de estos compuestos."

Fuente: Agency for Toxic Substances and Disease Registry

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información