0 artículos
No hay ningún producto

Vara Litios de Melchisedek

Vara Litios de Melchisedek

Vara Litios de Melchisedek

  • EAN: 52743
  • ISBN: 52743
  • Dimensiones: 25 mm. x 270 mm.
  • Materias:
296,00 €

Disponible 48/72 hoas



Descripción

Conecta Alfa “el Comienzo” y Omega “la Realización” en nosotros mismos. Lo que se rompió es sanado. Trae el Fuego del Espíritu Santo que limpia y purifica todo. El bautismo a través del Fuego. Nos convertimos en Columnas de Fuego. Si nosotros sostenemos la vara en nuestras manos nos convertimos en un pilar de luz e integramos todos los chacras. Posee un altísimo poder espiritual de curación para meditación y curaciones a distancia. Libera, limpia y protege de energías negativas de todo tipo, incluso magia negra. Supera tiempo y espacio: transformación kármica. Orientación a lo mas divino en nosotros y en el universo. Melchisedek el Sumo Sacerdote nos abarca con el fuego del espíritu santo. nos volvemos una antorcha de fuego del amor, que todo lo enciende en nosotros y nuestro entorno. El Alfa y el Omega se unen en nosotros. La barra de Melchisedek actúa poderosamente con fuego divino purificador. Se adecúa para la solución de problemas de energía de magia negra y liberación de energias extrañas. El alto sacerdote melchizedek nos sostiene en el fuego del Espíritu Santo.

Para meditaciones: dirigir el Alfa hacia la tierra y el Omega hacia el coronario. Ya sea depositando la barra sobre si mismo o sosteniendola con las manos. La barra tiene una polarización. El lado de Alfa sirve para atraer energía y el Omega dirige pura energía luminosa y con ella nos carga. La barra de Melchisedek es un instrumento luminoso tan poderoso que solamente puede ser entregada tras asistir al curso adecuado y recibir la iniciación personalizada.

del Sumo Sacerdote Melchisedek:
“Alfa y Omega son uno, principio y fin. El circulo esta completado en su interior, lo que estaba roto es sanado. El corazón roto es sanado. Asi como eran al comienzo: Espíritus Puros, el Alfa de su Comienzo. Uds regresan como seres Humanos Perfectos Divinos de Creación. El Omega, la Perfección en su interior. Alfa y Omega son Uno en su interior y todo es sanado, porque Alfa y Omega están reunidos otra vez. El Fuego del Espíritu Santo y la Flama Divina de Creación Original de la Madre Tierra se encuentran en el interior. Es una purificación a través del fuego sagrado, la purificación de la divinidad, en la que Dios deposita a sus elegidos. El residuo del ego proveniente del viejo ser humano es puesto a través de este fuego. Oro refinado en uds y alrededor de uds. Oro purificado, un tesoro eterno…”

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información